El golpe de estado de Luis Napoleón Bonaparte (Proclama)

VILLElTE, L., 1982, 113-115.

LLAMADA AL PUEBLO
La situación actual no puede durar.
La Asamblea que debía ser el apoyo más firme del orden se ha convertido en un foco de maquinaciones. En lugar de  hacer leyes de interés general, forja las armas de la guerra civil: atenta contra el poder que se me ha encomendado directamente por el pueblo, alienta todas las malas pasiones. La he disuelto y tomo por juez a todo el pueblo para que juzgue entre ella y yo.
Hoy día, cuando el pacto fundamental no ha sido respetado por los mismos que lo invocan sin cesar, y cuando los hombres que han perdido ya a dos monarquías quieren atarme las manos para derrocar la República, mi deber es desarmar sus pérfidos proyectos, mantener la República y salvar el país llamando a juicio al único soberano que conozco en Francia: al pueblo.
Hago pues una leal llamada a toda la nación y os digo: si queréis continuar en este estado de malestar que nos degrada y que compromete nuestro porvenir, elegid a otro en mi lugar.
Si, por el contrario, tenéis aún confianza en mí, dadme los medios para realizar la gran misión que me habéis encomendado.
Esta misión consiste en concluir la era de las revoluciones satisfaciendo las legítimas necesidades del pueblo y protegiéndole de las pasiones subversivas. Persuadido de que la inestabilidad del poder y la preponderancia de una sola Asamblea son las causas permanentes
de inquietud y desorden, someto a vuestro sufragio las bases de una constitución:
– Un jefe responsable nombrado para diez años.
– Unos ministros dependientes solamente del poder ejecutivo.
– Un Consejo de Estado formado por los hombres más distinguidos para preparar las leyes.
– Un cuerpo legislativo que discuta y vote las leyes, elegido por sufragio universal.
– Una segunda Asamblea, guardiana del pacto fundamental.
Este sistema creado por el primer cónsul dio ya a Francia tranquilidad y prosperidad.
Si compartís mi convicción, declaradlo mediante vuestros sufragios. Si, por el cOI}trario, preferís un Gobierno sin fuerzas, monárquico o republicano, tomado de no sé qué pasado o de qué quimérico porvenir, responded negativamente.
Si no consigo la mayoría, convocaré una nueva Asamblea y le entregaré el mandato recibido de vosotros.
Pero si creéis que la causa de la cual mi nombre es el símbolo, es decir, Francia regenerada por la revolución de 1789 y organizada por el emperador, es aún la vuestra, proclamadlo consagrando los poderes que os solicito.
Entonces Francia y Europa se verán preservadas de la anarquía …
El 2 de diciembre de 1851 Luis-Napoleón Bonaparte

Anuncios

3 responses

25 10 2010
jeison

kien es la puta ke escribio esto

21 02 2016
hbkm

mas save la cabeza del guevo mio

21 02 2016
hbkm

jjjjajajaajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaja.l.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s