¿Para qué esta página web?

 El curso académico 2008/2009 es el primero en el que la nueva Ley Orgánica de Educación llega a las aulas de Bachillerato. Esta nueva ley, junto con las normas estatales y autonómicas que desarrollan el currículo de esta etapa, sitúa en el primer curso de Bachillerato las materias de Filosofía y Ciudadanía y de Historia del Mundo Contemporáneo. Ambas comparten, como detalla el Decreto 67/2008 del B.O.C.M., el objetivo de introducir a los alumnos en el conocimiento del mundo actual y de entender los problemas que se plantean y llegar a adoptar decisiones personales razonables ante los mismos, si bien cada una lo hace desde una perspectiva distinta. Mientras que los dos bloques finales de contenidos de la Filosofía y Ciudadanía se encaminan a estudiar “el origen y legitimación del poder y la autoridad”, la Historia del Mundo Contemporáneo apunta al conocimiento fáctico de “los procesos que han modelado esta realidad inmediata, aportando claves suficientes para la comprensión de las transformaciones que se han producido en los últimos siglos”. De este modo esta última materia conduce al estudio de cómo es nuestro mundo actual y cómo ha llegado a ser lo que es, mientras que la primera pretende ofrecer criterios teóricos suficientes que permitan evaluar si el mundo actual es políticamente lo que debe ser. Pero si bien se trata de materias distintas, ambas se hallan en una relación de dependencia recíproca: así como una exploración histórica de la disolución política del Antiguo Régimen no es posible sin un cierto estudio filosófico de los ideales políticos de la Ilustración, un estudio de los modos de legitimación modernos de la autoridad no puede realizarse sin un conocimiento previo del marco histórico en el que estas teorías se desarrollaron. Podría decirse así, parafraseando a Kant, que la Filosofía sin Historia se queda vacía, mientras que la Historia sin Filosofía se vuelve ciega.

     Los integrantes de este Grupo de Trabajo, docentes de ambas áreas, consideramos por ello que la reforma del currículo de Bachillerato que entra este año en vigor supone una excelente ocasión para ahondar en la interdisciplinariedad necesaria para un adecuado trabajo en el aula. Para conseguir que esta cooperación entre la Historia y la Filosofía sea efectiva, consideramos que es pedagógicamente necesario alejarse tanto de la historiografía positivista (demasiado apegada a los hechos desnudos) como de la filosofía demasiado abstracta. Por ello estimamos que un buen hilo conductor para la consecución de nuestro objetivo es el análisis de las obras que el historiador Eric Hobsbawn dedicó al estudio de los cambios producidos en el largo siglo XIX. Dos razones nos mueven a centrarnos en este trabajo: la primera es que Hobsbawn se centra en el estudio de las dos revoluciones, política y económica, que se producen en este siglo y que han contribuido más que ningún otro acontecimiento a darle a nuestro mundo la forma que actualmente tiene; la segunda es que durante este periodo el mundo asiste al surgimiento de todo un conjunto de filosofías políticas (liberalismo, socialismo…) que han contribuido enormemente a configurar los debates políticos entre los ciudadanos de hoy.

     Pero de este trabajo no esperamos solamente una contribución a nuestra formación permanente como docentes, sino que pretendemos que el resultado de nuestro trabajo redunde en la elaboración de puentes efectivos entre las dos materias. Para ello trabajaremos en la confección de un conjunto de materiales didácticos que permitan a los profesores disponer de un conjunto de referencias comunes para su práctica docente. Así los alumnos podrán centrar su estudio de las dos materias en ciertos casos paradigmáticos a través de los cuales estudiar tanto cómo el mundo es, como  los modos en que podemos ejercer la crítica sobre nuestro presente para intentar acercarlo a lo que debe ser. Esta página web pretende recopilar estos distintos materiales que iremos elaborando.

 

Si quieres leer algunos artículos de los miembros del Grupo, pincha AQUÍ.

Anuncios

5 responses

28 06 2009
Ana

Acabo de entrar en este blog y no encuentro el curso de cocina postmoderna.
Además está lleno de ideas subversivas. ¿Son ustedes docentes? ¿A qué tipo de alumnos va dirigido este contenido?
Agradecería que publicasen fotografías suyas reales y no como la de ese historiador que es un retrato de Woody Allen.

20 08 2009
Empar

Hola. Creo que vuestra propuesta de colaboración Historia-Filosofia es verdaderamente interesante, una bocanada de aire fresco frente a tanto academicismo. Gracias por compartir vuestro trabajo. Veo suficiente inteligencia como para obviar comentarios nada constructivos y con exigencias inquisitoriales.
Saludos desde València. Empar

29 09 2009
Davidiano

Observo con agrado y algo de sorpresa que una página como ésta sea de acceso público y sin limitación de edad. Las Autoridades Educativas no deben de haber reparado en el carácter rigurosamente revolucionario de las fuentes que aquí se citan y la lucidez apocalíptica de las contribuciones de este grupo de preclaros docentes que las seleccionan y tratan. El corazón basáltico y el corte diamantino de su afilada crítica nos invita a saltar al abismo con sublime aliento… los niños primero.

Muchas gracias.

6 06 2012
Joe

…corazón basáltico… qué bueno! Ay… bueno… Nada: pues a poner limitaciones al acceso y también de edad. Todo sea para promover el librepensamiento….

19 02 2014
eduideas

Muchas felicidades por el blog, lo usaré seguro en clase

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s