Declaración de independencia de la nación húngara

 

IRANYI Y CHASSIN, 1860, t. 2,366-368.

 

 

 

Nosotros, los representantes legales de la nación húngara, al devolver a Hungría sus derechos imprescriptibles mediante esta solemne declaración, la volvemos a situar con todas sus partes y provincias en el rango de los estados independientes de Europa.

Proclamamos ante Dios y ante el mundo a la perjura casa de Habsburgo-Lorena desposeída de su trono.

Al mismo tiempo, nos consideramos obligados moralmente a exponer los motivos de esta resolución, para que el mundo civilizado conozca de qué manera la nación se ha visto obligada a ello, no temerariamente ni por entusiasmo revolucionario, sino porque se había agotado por completo la paciencia, y que dicha medida se ha convertido en necesaria para su propia conservación.

Hace más de trescientos años que por libre elección y basados en  acuerdos bilaterales, la nación húngara elevó al trono la casa de Austria.

Estos tres siglos han sido para Hungría tres siglos de continuados  sufrimientos.

A ninguna dinastía fue jamás confiada por la Providencia una labor más noble que la que correspondió a la dinastía de Habsburgo-Lorena en Hungría [… ]

Pero esta dinastía, no puede citar un sólo principio que base su fuerza y su gloria en la libertad de los pueblos. De padre a hijo, ha seguido frente a Hungría la política del perjurio. Unas veces por la fuerza de las armas, hizo lo posible por arrebatar a este país su independencia legal y su libertad constitucional para confundirle en una común servidumbre con las  provincias del Imperio a las que anteriormente había ya despojado de todas sus franquicias. En otras ocasiones, cuando la inoportuna vigilancia de la nación se lo impedía, concentró todos sus esfuerzos en el objetivo de paralizar las fuerzas de Hungría, en poner obstáculos a su desarrollo; de tal forma que haciéndola servir de colonia de las provincias imperiales, éstas podrían sacar de Hungría el mayor número posible de ventajas, y soportar así las cargas que el pródigo gobierno del Imperio imponía a estas provincias privadas de constitución, y no precisamente en interés de sus súbditos, sino para adquirir medios para extender a través de toda Europa el principio del poder absoluto en detrimento de la libertad de los pueblos …

 

 

 

Declaración de independencia de la nación húngara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s